La historia de Innofa se remonta a 1922 cuando George Dröge comienza la producción de telas de lana finamente tejidas en Tilburg. En 1965, la empresa cambia de tejido plano a tejido de punto y a principios de los años setenta, se introducen las primeras telas elásticas para los colchones.
Hoy en día, Innofa es dirigida por la tercera generación, siendo los hermanos Rogier y Job Dröge, quienes administran la compañía de su padre desde 1991. En 2003 Innofa inicia  producción en los Estados Unidos seguido de Innofa México en el año 2010.

Innofa se ha convertido en un fabricante de tejido de punto altamente innovador y único, basado en diseños de tendencias y acabados textiles, destacando internacionalmente.
Además  es consciente de su responsabilidad con el medio ambiente y su compromiso con el mismo.